Seleccionar página
Por qué un colapso económico en 2017-18. Urge ser libres.

Por qué un colapso económico en 2017-18. Urge ser libres.

 

  1. La crisis del 2008 -2009 , lejos de reconducir la especulación financiera y servir para adoptar otros modelos de desarrollo económico, ha sido instrumentalizada para continuar y ampliar el modelo especulativo. Los productos tóxicos y de riesgo no solo no han disminuido sino que se han acrecentado.
  2. Los bancos centrales han estado produciendo dinero de forma masiva sin que respondan a ninguna actividad económica, ni a patrón alguno.
  3. El bajo tipo de interés ha servido para reforzar los oligopolios y monopolios, de tal manera que han hundido del resto del tejido económico.
  4. Las bolsas no responden a los resultados y cuentas de las empresas que están en las mismas, sino a informaciones y rumores dirigidos que producen subidas y bajadas al antojo de las corporaciones.
  5. Los planes y fondos de jubilaciones han sido utilizados por países y seguros, con el pretexto del bajo interés, aunque antes también lo hacían, para invertir en determinados fondos, en ocasiones muy ruinosos.
  6. La clase media ha perdido su capacidad adquisitiva y cada vez se reduce en número y calidad.
  7. Las materias primas están sometidas también a todo tipo de especulaciones en bolsas como las de Chicago, con los mismos mecanismos que el resto de las bolsas, informaciones y rumores intencionados.
  8. La Banca de los países desarrollados y resto se encuentran quebradas, con numerosas contabilidades maquilladas.
  9. La guerra de divisas está propiciando devaluaciones y revalorizaciones ficticias.
  10. La deuda mundial y por países es insostenible.
  11. Las instituciones internacionales de carácter económico están corruptas y al servicio de las grandes corporaciones en su totalidad.
  12. El comercio internacional decae, igual que el crecimiento económico mundial.
  13. China crecerá a la baja este año.
  14. El euro se encuentra en momentos muy complejos debido al Brexit, situación de la banca europea y la inestabilidad política. Europa no apunta crecimiento significativo.

Colapso:

En pocas palabras el colapso está servido, estos hechos explican que las grandes potencias no adopten actitudes colaborativas entre ellas, sino de supervivencia.

El lector me podría preguntar y por qué suben las bolsas de EEUU y el dólar.

La desregulación de la banca americana, en otras palabras, podrán volver a comportarse y actuar como antes del 2008, aunque de forma más compleja lo han hecho, permitirá todo tipo de movimientos de especulación financiera, más toxicidad en todo el sistema. EEUU intenta por todos los medios que el dólar sea la divisa principal, el dólar, en el fondo, es su mayor negocio.

Dos instrumentos tiene una potencia: su divisa y su fuerza militar. Observen el tablero, las grandes potencias están pugnado en ambos ámbitos, Europa ya no cuenta.

En la colonia:

Urge que desconectemos de España, que desarrollemos una política económica  de diversificación y redistribución. Es urgente tener capacidad de decidir, para no ser entregados al colapso y la crisis como siempre son excluidas y olvidadas las colonias en momentos de grandes convulsiones. Canarias debe tener un Plan B y diseñar su propia estrategia de supervivencia, siendo un estado libre.

No deseo extenderme más, pero compatriota sea prudente y no se crea la publicidad española del crecimiento. Ese crecimiento es ocasional, coyuntural y a cuenta de todos nosotros, los colonizados, en breve, verá cómo se reducen esas expectativas. La deuda española está por encima del 100% del PIB. El crecimiento que ni tú ni yo lo vemos en la colonia, con más miseria, más pobreza y más desigualdad. La deuda sí que la vemos en forma de recortes.

En Canarias, a once de febrero de año de Kaos.

El nanoindivualismo y la putrefacción de la gobernanza en Canarias

El nanoindivualismo y la putrefacción de la gobernanza en Canarias

.

El neoliberalismo ha encontrado el mejor de sus aliados en el individualismo ensimismado. El ser humano del SXXI parece hipnotizado en la búsqueda en solitario de la felicidad, en la convicción de que puede diseñar un programa individualizado para alcanzarlo al margen de la comunidad y del otro.

El chip lo tenemos ya inserto y funciona a la perfección. Los individuos exploran uno y otro estilo de vida en busca de respuestas, abrazan unos y otros modelos y ambos, vierten grandes energías en saciar en el consumo su aproximación a la felicidad o buscan un chamán, también adoptan modelos de vida ajenos. No es extraño encontrar quién lo intenta con diversas y variadas religiones y doctrinas de un menú amplio, siempre en las coordenadas individuales. Los libros de autoayuda son bestselleres.  Estos manuales que te cuentan lo que ya sabes antes de empezar a leerlo, hacen las veces de catecismos.

Ese potente individualismo de la globalización, unido a la baja autoestima que genera por naturaleza el colonialismo, nos sume en la inacción colectiva, en la permanente espera de que otros cambien las cosas, coloca a gran parte de la población en las tribunas de la realidad, observando qué sucede.

Ese individualismo lleva a “buscarse la vida” en la colonia sin reparos, sin contemplar la solución colectiva de muchos de los problemas que  nos aquejan, tampoco la búsqueda de felicidad en comunidad.

En Canarias, el asociacionismo está en crisis, desde las organizaciones vecinales hasta las organizaciones sindicales, la militancia activa en cualquier tipo de causa es mínima, por no hablar de las organizaciones políticas. Algún lector recuerda el último mitin ?  Ni se atreven, los actos públicos suelen ser paseos en solitario por vías transitadas, las reuniones alcanzan el éxito con 50 personas. El individualismo llega al límite de buscar una discrepancia entre cien para no hacer nada, para no comprometerse, para justificar el voyerismo militante de algunos, también de un grupo significativo de los canarios con conciencia nacional.

La putrefacción de la política institucional en Canarias hace el resto. Partiendo de una ciudadanía enraizada en el individualismo, la cosa pública apesta y añade el condimento perfecto.

La ilegitimidad de un gobierno en minoría como el gobierno administrativo de Canarias, la estulticia que rodea sus actos, la ausencia de participación y de democracia, la ligereza con la que se nombran cargos públicos con escaza o ninguna formación para desempeñar su trabajo, la ausencia de proyecto, salvo hacer más rico al que ya lo es.

Qué puede pensar un ciudadano canario cuando observa un gobierno en absoluta minoría, o dudas y algo más que dudas sobre la limpieza en las celebraciones de primarias de una organización que decía erradicar la vieja política, o movimientos aquí y allí para cambiar alcaldes o presidentes del Cabildo, sin que el proyecto sea lo relevante y menos aun lo que votaron los canarios en cada municipio. También hay quien cambia su marca a la espera de que desinflando su cuerpo ideológico y camuflando el proyecto pueda obtener resultados electorales.

Es una certeza que nuestra gente alcanza cuotas muy altas de desinterés y desconocimiento de la política y la cosa pública, salvo la diáfana convicción que les desagrada todo lo que observan, que nadie, ni nada merece su confianza.

Alguno, los que han adquirido conciencia política se mantienen alejado, distanciados, en una espera vaga para que otros lleguen y hagan lo que él considera que se debe hacer, eso sí, él observará los acontecimientos hasta el último segundo, en ese momento, piensa: me incorporará.

Estamos permanente a la espera de que se haga, de que otro lo haga, es la sinfonía de la colonia. Observo, veo, crítico y como no encaja al 100% en lo que pienso, argumento muy recurrente, no hago…

Mientras, en poco tiempo, la crisis del 2017 se aproxima persistentemente. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), advirtió lo siguiente: “la recuperación es demasiado lenta, demasiado frágil y que aumentan los riesgos sobre su durabilidad”.

“Estamos en alerta, no en alarma. Se ha producido una pérdida de velocidad del crecimiento.”  En su lenguaje que persigue no crear ni generar intranquilidad, la crisis está aquí.

¿Necesitamos que se diga más claro? No hemos salido de la crisis, estamos en ella y se acrecentará hasta el colapso.

Mientras los poderosos tienen constancia y se preparan para la crisis, temen las reacciones de la ciudadanía y algunos de ellos andan buscando refugios en NEW Zelanda, en la colonia se sigue en una espera tediosa, cansina, con esa sensación extraña y mágica de que alguien o algo proveerá.

Insistimos, no son tiempos de espera sino de organizarse, de prepararse para crear las condiciones necesarias para que Canarias sea un estado democrático. Si esto no es así la crisis y sus actores marcarán nuestro v futuro. Al tiempo esperamos   soluciones de una España en deconstrucción, que se  acerca  y se confrontará a gran velocidad con la independencia de Cataluña e inmediatamente la disgregación de su actual territorio, con la consiguiente independencia de Euskadi  y de una Europa quebrada que este año  sufrirá nuevos abandonos y se colocará en su disolución.

Espera, espera a qué. Solo podemos esperar aquellos que construyamos los canarios: nuestro estado y nuestra libertad. Abandonemos el nanoindividualismo de una vez.

En África, a 8 del año del Kaos.

Trump, la avaricia y la colonia

Trump, la avaricia y la colonia

 

Las islas van a la deriva, la metrópoli y su gobierno de Canarias servil se instalan en este milenio con la misma cantidad de masa gris que un flotador con escaso aire, dejando ambos, el gobierno de las Españas y el de Canarias que las mareas los conduzcan de un punto a otro, se mantienen ajenos, ignorantes o impotentes al escenario que han de enfrentar.

Al escuchar a unos y a otros, tiene uno la impresión que se inventa la realidad o que nos la inventan y recrean. Unos y otros parecen simples lectores desinformados que, como alienados, absorben esta campaña doble que tenemos en estos tormentosos meses.

Se podría decir que el mensaje acordado por las grandes corporaciones de la comunicación es el siguiente:

“Todo iba bien, pero Trump y lo populismos lo están estropeando”

Varios mensajes nada subliminales emergen. La globalización es positiva, permite que los ciudadanos circulen por el mundo libremente y los nacionalismos son el mal de este siglo, todos con la globalización.

Asistimos a un momento del desarrollo de las sociedades humanas especialmente singular. Aún en plena globalización, comienzan a producirse movimientos desordenados e incontrolados en diversas direcciones, el modelo de relaciones internacionales, su correlación y sus organizaciones se tambalea. También el modelo de desarrollo desigual y tremendamente injusto, donde la redistribución de la riqueza no existe

Canarias, doblegada y dominada por las Españas, se ve abocada a compartir el destino de una metrópoli que no cuenta en el ámbito internacional para nadie y que tampoco desea contar, sin ambición alguna, salvo obedecer.

La controversia EEUU-México lo evidencia. Las Españas, lejos de alinearse con los países de los que fue metrópoli, del país que denominaron la Nueva España,  escurre el bulto, se oculta y muestra su estruendosa cobardía. Emite mensajes huecos que servirían en cualquier contexto y para cualquier situación.  Las Españas se han adaptado a sus múltiples vasallajes: EE.UU, Alemania, FMI. Cualquiera mediana potencia los hace temblar.

Y Canarias?

Nuestras islas están colonizadas por un estado que no participa de ninguna cuota de poder en la esfera internacional,están integradas, por decreto, en una UE que se disuelve como un azucarillo.

Tres elecciones esperan a la UE, primero las holandesas, luego las francesas y, con posteridad las alemanas. Si en solo uno de estos procesos electorales, venciera alguno de los partidos políticos respectivos que están por la salida de la UE y es probable, el proyecto UE, casi muerto, desaparecería.

Es tan grave la situación de la UE que, tanto Rusia como EEUU, están convencidos que a la UE le quedan un par de años de existencia. El brexit ha dejado en estado crítico a Europa, sólo falta el remate. Mientras, las potencias han iniciado las labores de desmantelamiento de facto, baste observar los amplios acuerdos de Rusia con la UE, también el giro de Turquía, aliado de la UE.

La Europa al servicio de Alemania no apunta continuidad. El llamado a ser el responsable para la UE de Trump, lo planteo de forma contundente, Alemania ha logrado tener una moneda devaluada para exportar y una Europa endeudada con Alemania. La cuestión es tan sangrante que Alemania, tras las elecciones, se plantea un euro subdos para los países endeudados, una especie de euro convertible.

Mientras la banca europea está en situación de quiebra. Hay un parlamentario europeo que desde hace meses repite la misma intervención, afirma que los grandes bancos europeos están quebrados, lo argumenta y no recibe respuesta.

Pero en definitiva Canarias está colonizada por una España quebrada y dividida, dentro de una Europa con los días contados. En medio de un escenario de crisis mundial que, como me comentó hace unos días un relevante economista al servicio de empresariado, todos conocen de su existencia y de la cercana explosión, pero nadie reconoce en público para ganar tiempo y hacer negocio mientras tanto.

Es más a sabiendas que es irreversible esa crisis, lanzan el mensaje que la economía crece, aunque como el FMI afirmen esto y luego coloquen tantos condicionantes imposibles para que el crecimiento se dé que confirman la crisis.

Sin embarg,o las corporaciones mundiales, que todo lo reciclan, han encontrado un filón en Trump, un antídoto antiglobalización, los mismos que son correligionarios de los valores nefastos e inmorales de Trump, lo anatemizan y se convierten en los defensores de esos valores, adjudicando a Trump su autoría. Trump es su producto, es más de lo mismo.

En Davos debatían como programar psicológicamente a las masas contra los populismos y han encontrado el modo, nos han entregado un mono para darle palos.

Los poderosos y dueños efectivos del planeta saben que su modelo está a punto de ser ultimado, han destrozado el estado del bienestar y liquidado a las clases medias, ahora les preocupa que el exceso de avaricia y ambición provoque sublevaciones civiles y populismos de todo tipo.

Ellos son la causa y los ciudadanos sobrexplotados y sin nada que perder apuestan por cualquier proyecto que les devuelva soberanía, sin distingo. En el fondo solo la devolución de la soberanía real a los ciudadanos, a los estados, a la política puede frenar el inmenso poder de las grandes corporaciones, que tienen su ecosistema en la libertad de circulación de capitales, que no de personas, esto les es indiferente.

En este mes, en Canarias vuelve a subir el desempleo de forma sustancial. En esta situación hay un mensaje que debe quedar expreso, si el empresariado canario y foráneo ha optado por dar la espalda a nuestra gente, si se mantienen en una política miserable de contrataciones, precariedad y generación de empleo, mientras llenan sus bolsillos, solo podemos advertirles que se sitúan frente a los que deseamos una Canarias Libre y que, por tanto se configuran como adversarios de nuestro pueblo y de nuestra causa.

También a ellos el exceso de avaricia les puede costar muy caro. Mientras nos plagan los informativos de Trump, Trump y Trump. Los mismos siguen haciendo lo mismo y Trump hace más de lo mismo, si no fijen su atención en la desregularización de la banca. Lo único que les diferencia es que Trump expresa lo que los otros hacen y que una franja de gran empresariado que representa Trump no comparte el modelo de globalización impuestos por las grandes corporaciones y que también asfixia a este empresariado. Consideren, como ejemplo, que hay estados de EEUU, en lo que un ciudadano solo puede optar por una sola empresa de servicios sanitarios, o solo por dos operadores de comunicación. En pocas palabras los oligopolios dominan todo el sistema.

En África, a cuatro de Febrero del año del Kaos.

Aviso de cookies