Seleccionar página

Si te gustó... ¡Compartelo!

Disculpe el lector, no es mi intención que las uvas se les atraganten esta noche, muy por el contrario que, con alegría y fuerza, brindemos por hacer posible una sociedad más justa, conociendo de verdad la realidad en la que vivimos este 2018.

Siempre he pensado que desear y hacer algo por cambiar la sociedad, también los micromundos en los que habitamos no debe asociarse a la tristeza, al pesimismo, al malhumor o la ira sino, quizás, a la alegría, al optimismo y la confianza en los otros, junto con la necesaria y medida objetividad. No se puede invitar a transformar desde el lloriqueo o la lamentación.

Con la fuerza de la razón, la rebeldía con causa y la alegría, también con la felicidad de unos ideales solidarios, por la equidad, por la libertad y la soberanía de las naciones, ofrezco este breve análisis del incierto e imprevisible porvenir que sólo el esfuerzo y el compromiso colectivo pueden evitar o transformar en un gran tsunami de cambio social, en estos tiempos en que la economía es casi una ciencia esotérica.

2018: Cada vez menos tienen más

Los datos son apabullantes, terribles en cuanto que nuestra generación, las anteriores dejan a los jóvenes un desierto de derechos y equidad.

El informe, dirigido principalmente por Lucas Chancel (Paris School of Economics), Gabriel Zucman (Berkeley) y Thomas Piketty, afirma que el capital en el siglo XXI, la parte de la riqueza nacional en manos del 10% de los contribuyentes más ricos pasó del 21% al 46% en Rusia y del 27% al 41% en China, entre 1980 y 2016.

En EEUU y Canadá, este índice pasó del 34% al 47%, mientras que en Europa hubo una subida “más moderada” (del 33% al 37%).

La desigualdad y la escasa o nula redistribución se extiende por todo el mundo, lejos de reducirse se incrementa considerablemente, junto con la desaparición vertiginosa de las clases medias.

En la colonia

Aquí las cifras se disparan, aturden, tanto en pobreza severa como en exclusión social, además de trabajo precario y salarios miserables, si la metrópoli figura en las primeras posiciones de la UE en desigualdad y otros parámetros socialmente negativos, Canarias se sale de cualquiera de esas escalas y estándares.

Un diagnóstico atrevido

¿Es cierto que finalizó la crisis? ¿2018 será un año de crecimiento económico?

La crisis del 2008 -2009, lejos de reconducir la especulación financiera y servir para adoptar otros modelos de desarrollo económico, ha sido instrumentalizada para continuar y ampliar el modelo especulativo. Los productos tóxicos y de riesgo no solo no han disminuido, sino que se han acrecentado. Se apunta además  a la creación de otra nueva burbuja en las criptomonedas, que será objeto de otro artículo.

Algunas de estas ideas ya  las hemos expuestos en: https://www.enlacolonia.com/una-economia-renos-volando/

Factores

De los factores que se apuntaban el 2016 como capaces de generar un colapso en el 2017-2018 se mantienen los siguientes:

  1. Los bancos centrales producen dinero de forma masiva sin que respondan a ninguna actividad económica, ni a patrón alguno.
  2. El bajo tipo de interés ha servido para reforzar los oligopolios y monopolios, de tal manera que han hundido del resto del tejido económico. Los intereses no pueden subir ya que no los Estados no podrían pagar su propio endeudamiento.
  3. Las bolsas no responden a los resultados y cuentas de las empresas que están en las mismas, sino a informaciones y rumores dirigidos que producen subidas y bajadas al antojo de las corporaciones, a las manipulaciones de los fondos de inversión y dos gestores de fondos.
  4. Los planes y fondos de jubilaciones han sido utilizados por países y seguros, con el pretexto del bajo interés, aunque antes también lo hacían, para invertir en determinados fondos, en ocasiones muy ruinosos.
  5. La clase media ha perdido su capacidad adquisitiva y  se reduce velozmente en número y calidad.
  6. Las materias primas están sometidas también a todo tipo de especulaciones en bolsas como las de Chicago, con los mismos mecanismos que el resto de las bolsas, informaciones y rumores intencionados, siendo los bajos precios la característica dominante. Sorprende que los bajos precios se produzcan en un periodo, según las fuentes oficiales, de supuesto  crecimiento económico.
  7. La Banca de los países desarrollados y resto se encuentran quebradas, con numerosas contabilidades maquilladas. Bancas como la italiana o la española, también la alemana y otras tantas están siendo sostenidas artificialmente, con la emisión de moneda del banco central Europeo.
  8. La Guerra de divisas está propiciando devaluaciones y revalorizaciones ficticias
  9. La deuda mundial y por países es insostenible. Las instituciones internacionales de carácter económico están corruptas y al servicio de las grandes corporaciones en su totalidad.

Esta sería una radiografía  a grandes rasgos.

El 2018 para los gestores de inversiones. Se sabe y los medios callan

Sin embargo, he decidido ofrecerles una síntesis de los análisis que los gestores de inversiones hacen del 2018. Estos informes, dirigidos a diagnosticar las oportunidades de negocios, están ajeno de cualquier valoración más allá de la obtención de beneficios.

He elegido una carta de Alberto Espelosín, noviembre 2017, cuyo diagnóstico recoge y resume  el balance de la mayoría de las gestores, ciertamente con mayor crudeza. Dice Alberto Espelosín  (Abante Pangea) y de algunos otros con amplio reconocimiento en este campo.

Alberto Espolisin

En esos niveles, creo que el porcentaje que se puede ganar es muy inferior a la potencial bajada que se avecina en la actual coyuntura, en la que factores como el incremento de los tipos, la contracción del balance de la Fed, el aumento de los salarios, la contracción de PER* y el hecho de que se reducirán las expectativas irreales de beneficios – esas que prevén que, por arte de magia, pasen de 127 a 163 dólares- provocarán el fin de un excepcional ciclo de bolsa estadounidense; ciclo que ha venido propiciado por unas condiciones monetarias que no se van a repetir

*PER:Price Earnings Ratio) refleja cuántas veces el beneficio de una empresa se está pagando por la misma, en otras palabras acciones infladas,

También afirma:

Les recuerdo que en el caso de que la economía afloje por cualquier circunstancia y la Fed no pueda normalizar el balance, se pondrá de manifiesto el lastre que supone la deuda del sistema, que es lo que nos va a limitar el crecimiento a largo plazo. Hay algunos indicadores de fondo, como el aplanamiento de la curva de tipos estadounidense, cierta tensión el mercado de high yield, tensiones de crédito en China, (…)Nos guste o no, las economías viven subvencionadas con tipos bajos por el lastre que supone la deuda en un mundo donde los salarios no crecen al ritmo que deberían hacerlo.

 Bill Blain (Consultora Mint Partners)

Bill Blain, estratega de la consultora Mint Partners afirmó el 17 de noviembre que la crisis del 2008 fue detonada por una crisis hipotecaria, pero la próxima burbuja explotará en las “profundidades más oscuras del mercado crediticio”.

“La sensación de que una crisis está por llegar es muy similar a la de junio de 2007, cuando los primeros fondos, respaldados por hipotecas en EE.UU., comenzaron a tambalearse”, describió el analista.

Continuará Segunda parte

Aviso de cookies
logo-web-chemahaguiar-en-la-colonia

¡Suscríbete al FEED

y recibiras en tu email los nuevos artículos!







Suscripción efectuada correctamente. ¡Gracias!