Seleccionar página

Si te gustó... ¡Compartelo!

  Obligados a entrar en la UE tras la imposición de las Españas y la traición de determinados dirigentes canarios al servicio de la metrópoli, sin consulta alguna a nuestro pueblo, los hechos nos han instalado en medio de una realidad globalizada inestable,  siendo una economía ultradependiente del sector turístico,  atrapada en la realidad de ser la zona de descanso de costes bajos de Europa y con el resto de los sectores económicos anteriores al ingreso desmantelados o en considerable retroceso.

Una realidad económica plenamente extractiva en la que las plusvalías obtenidas se transfieren fuera de nuestras fronteras, generadora  de empleo precario y de salarios generalmente bajos, de condiciones de trabajo de sobreexplotación, de la que se alimentan también empresas externas de otros sectores de actividad económica.

Sin embargo, lo más grave es que Canarias, en estos momentos no tiene Plan B, frente a cualquier contingencia en el sector turístico. Se han encargado de devastar el resto de los sectores económicos, fruto entre otras cosas de la nefasta integración en la UE. En la actualidad, por ejemplo, el sector primario representa 1´4% Observen la prensa diaria, todos, absolutamente todos los municipios de las islas y sus representantes asocian desarrollo a turismo y abandonan progresivamente el resto de las actividades, condicionándolas al turismo. Un buen ejemplo lo tenemos en la Ley de Islas Verdes, otro en la propia Ley del Suelo.

En estas condiciones paupérrimas nos enfrentamos a grandes cambios, situaciones críticas sin precedentes  en el ámbito internacional que podrán generar una intensa crisis a corto plazo de dimensiones inimaginables. Canarias no tiene plan de emergencia, no encontrará la señalización de EXIT en ningún sitio. La integración en la UE ha deteriorado y desplazado la actividad portuaria, la agrícola, el comercio, la pesca. La irresponsabilidad, la complicidad y el entreguismo de la dirigencia política insular y la clara intencionalidad de la metrópoli nos ha llevado hasta aquí.

La progresiva desdolarización. La realidad que se aproxima rápida y tozudamente se debate entre unas potencias que  defienden su posición dominante y otras que tienden  a compartir o reemplazarlas en el liderazgo. La vieja Europa está senil, sumida en múltiples dilemas que no logra resolver, fingiendo una ficticia unidad entre desiguales, que sostiene el predominio germánico y francés sobre el resto de las realidades nacionales, si no esto no fuera suficiente los EEUU también se encuentran en uno de los periodos más complejos de su historia. Parece que se olvida con frecuencia que la crisis detonó en EEUU y que el tsunami se desplegó por el resto del mundo. ´

Pero la crisis del 2008-09 no está resuelta, está aletargada, encubierta por una secuencia de estrategias que no logran ni crecimiento, ni empleo. EEUU no ha resuelto los graves problemas sociales, económicos, y políticos en lo que se debate. Las diversas salidas a la situación que ha experimentado durante estos años no han funcionado, la máquina interminable de hacer papel moneda con todo tipo de artimañas contables, parece que se agota. Y la propuesta Trump es proteccionismo puro y duro, por experimentar.

La  última estrategia ha sido la subida de tipo de intereses, no sustentada en una realidad económica que se corresponda con ella, está generando graves problemas en la exportación, también en todos los países endeudados, al mismo tiempo que en aquellos cuya moneda es el dólar convertible y en lo que lo es, en la práctica, por ejemplo Ecuador que utiliza el dólar convertible o Nicaragua donde en la práctica gran parte de la relaciones económica y comerciales internas se realizan en dólares. Y una pregunta importante para la nueva administración americana cómo pagará la deuda soberana con estos tipos, en 2015, el Gobierno federal abonó 223.000 millones de dólares de intereses sobre su deuda. Un aumento medio de los tipos de interés sobre los préstamos del el 1% sobre 19,8 billones de dueda, doblaría intereses. Mientras algunos competidores internacionales se han aprestado a devaluar.

Europa y EEUU han respondido a la crisis interminable con las recetas tradicionales de la economía. Las de manual: Tipo de interés. Moneda. Impuestos. Con la salvedad de las infraestructuras y obras públicas mal orientadas y llevadas e efecto con resultados tibios por Obama y no realizadas por Europa, aunque se supone que la UE sacará este año un plan sorpresa de inversiones con cifras astronómicas con la finalidad de estimular la economía. Está por ver.

Observamos que EEUU y UE han utilizado de una u otra las recetas tradicionales de los manuales de economía, sin embargo también a ellos la globalización y el neoliberalismo se los está llevando por delante como Estados o unión de Estados, mientras las corporaciones siguen acrecentando sus beneficios sin encontrar límites a su actividad voraz. Al tiempo que todo esto ocurre la paridad euro dólar parece que se asentará en el 2017-18, EEUU y Europa siguen inconscientemente actuando sin contemplar el mundo de forma multipolar.  Pero qué hace China y Rusia y otros países.

China

China está cimentando, desde comienzos  en las operaciones internacionales de 2016, el yuan como divisa y comienza a operar en los mercados de forma ya relevante. Algunos datos China pagará a Rusia en yuanes y no en dólares, además China y otros países llevan tiempo desprendiéndose de deuda soberana americana, atentos a este dato. Pero no sólo Rusia, recientemente Arabia Saudí, aliado de EE.UU recibirá yuanes a cambio de petróleo y no dólares. Si a esto unimos las operaciones económicas dentro de la BRIC. – Relevante ha sido para la cotización del dólar los acuerdos alcanzados entre la Unión Europea y China, así como entre Rusia, India y China sobre la utilización de sus monedas en el intercambio comercial que tengan entre sí. – El yuan ya es moneda de reserva en 40 bancos centrales. La zona euro y su inviabilidad. Otmar Issing, economista jefe del Banco Central Europeo (BCE) a finales de la década de los 90 y uno de los arquitectos de la moneda única, afirma en una entrevista a la revista ‘Central Banker’ El proyecto monetario del euro es inviable en su forma actual, es “un castillo de naipes” que un día “se derrumbará”. Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros de la UE, declaró “¿Cómo pueden los europeos concluir que, debido a que Europa no está funcionando, sería mejor destruirla?”. Así define a los que llama “los perdedores de la globalización”. “El hecho de que una parte de la población ya no puede relacionarse con los sistemas existentes, la lleva a buscar nuevas formas de expresión y nuevos representantes que aborden sus preocupaciones” Joseph Stiglitz, ganador del Nobel de Economía, en su nuevo libro ‘El euro: Cómo una moneda común amenaza al futuro de Europa’ afirma: “La Eurozona es defectuosa desde su nacimiento y está destinada a colapsar si no hay grandes cambios”. “El euro es a menudo descrito como un mal matrimonio. Un mal matrimonio implica a dos personas que nunca debería haber sido unidas juntas y que hacen promesas supuestamente indisolubles”. Continuará…

Aviso de cookies
logo-web-chemahaguiar-en-la-colonia

¡Suscríbete al FEED

y recibiras en tu email los nuevos artículos!







Suscripción efectuada correctamente. ¡Gracias!