Seleccionar página

 

“Los macrodatos hacen superfluo el pensamiento porque si todo es numerable, todo es igual… Estamos en pleno dataísmo: el hombre ya no es soberano de sí mismo sino que es resultado de una operación algorítmica que lo domina sin que lo perciba; …”Byung-Chul Han, contra el capitalismo y la esclavitud.” El País.  Carles Geli, Barcelona, 7 de febrero de 2018.

La política y los androides

Los laboratorios de la globalización no dejan de producir androides, uno tras otro, la fabricación no se detiene, desde Macron a Justin Trudeau, los diseños se perfeccionan.

Trudeau salió elegido con 150 diputados, después de que, en 2011, el Partido Liberal sólo contase con unos exiguos 34 parlamentarios y  se  daba al partido por liquidado. Macron se presentó sin partido y llegó a la presidencia francesa con amplia mayoría.

En ambos casos el proceso de producción ha sido minucioso, se cuidaron todos los detalles, si se observa con atención sus perfiles están seleccionados atendiendo a la información obtenida en el big data. Un riguroso análisis de los electores, perfil a la carta del candidato y puesta en marcha del androide que responde a los gustos del público elector

Al igual que ellos, tanto Casado como Rivera,  Arrimadas o Andrea Levy , también Pedro Sánchez  y otros tantos, parecen haber salido de la misma fábrica coreana, por supuesto de su la línea blanca,  menos mal que no les rasgaron los ojos, si no se hubiese descubierto el pastel, del resto casi idénticos unos a otros. Sin trayectoria profesional, casi la política es su primer empleo, con currículos de andar por casa, vacíos de emociones, endebles o escasos de formación humanísticas, repletos de tópicos de discusiones de barra, completos de proverbios vale todo, son simplemente huecos por dentro y blindados de un metal frío, casi helado por fuera

A veces me parece que escucho como se reinician y repiten alguno de los archivos de audio que tienen en disco duro. Si no me creen, prueben a observar cuando se ríen o sonríen, parece que dos pequeños muelles levantan sus gestos. No hay en ellos más espontaneidad que algún estornudo. Son seguramente la generación más mediocre “de androides” desde 1978.

Los globalistas y el soberanismo.

Los globalistas no se fían, no respetan a las organizaciones y partidos tradicionales de cada Estado,  menos aún las soberanías nacionales, así que se permiten elegir directamente, sin tapujos, a los candidatos de cada país que consideran más eficaces para sus intereses, sin siquiera   reparar si hay organización que los soporten o no. No es necesario, ya se encargan ellos de dotarlos de  los medios y recursos necesarios para garantizar la elección.

Previamente consideran la bondad de su físico, una historia personal atractiva y ajustada a los votantes, su tirón populista, la convergencia entre autoridad y afabilidad. En otras palabras, a sus candidatos los adrezan de los rasgos   populistas que tanto critican.   Dicho de otra manera practican electoralmente ese populismo tan peligroso para Occidente que critican.

¿Qué objetivo tienen los globalizadores?

El objetivo principal es parar, detener el auge de los nacionalismos de cualquier índole, en esto, como en otras cosas,  coinciden con algunas orientaciones de algunas izquierdas que lo visten de internacionalismo. Y ahora le toca a Cataluña.

Cataluña es una prioridad para los globalistas y sus burócratas de la Unión Europea, no hay que olvidar que la alianza de lo global en Europa está comandada por Alemania y Francia, al que han incorporado a España por necesidad y escasez, pues, uno a uno, los globalistas han ido perdiendo proceso electoral tras proceso electoral en los 28.

Cataluña es hoy el fiel reflejo de una Europa cuyas fronteras no se corresponden con las naciones que las componen, de tal manera que una República Catalana supondría la constatación de que es posible y viable la independencia de más de una decena de naciones europeas. Nada más adverso para los globalistas.

Es absurdo pensar que la confrontación es solo con el estado español, la no existencia de la Republica Catalana es causa común de los globalistas, sólo l la voluntad insobornable del pueblo catalán  y la inviabilidad de España como  estado, con la incorporación de la  cuestión Vasca y la descolonización de Canarias, podría hacer que recondujeran su postura, sin olvidar a Ceuta y Melilla a las que le pueden quedar dos telediarios y un informe semanal, no deberíamos perder esto último de vista, más con la debilidad manifiesta del gobierno y el estado español, también de lo imprescindible de Marruecos para Europa y de la coyuntura interna de estado norteafricano.

¿Y Valls, IG 88, qué misión tiene asignada?

  IG 88 es ese robot cazador de recompensas del Imperio Contraataca, que fue diseñado para realizar “asesinatos políticos” y que sólo trabaja en esto por el dinero.  Ciertamente  Valls e IG 88 parecen clones, al menos sus instrucciones son similares.

EL IG 88 Hispano-francés ha sido programado para integrar bajo su liderazgo a las organizaciones unionistas de todo pelaje, mostrarse como un europeista liberal, respetuoso con las señas de identidad catalana, duro con la inmigración, “hombre de orden”, recordemos su paso por el Ministerio de Interior francés, con pedigree familiar que le hace incuestionable en su catalanidad, gestor y experimentado político.

Su campaña estará plagada de apoyos de líderes políticos europeos de la cuerda globalista. El objetivo es evidente que la capital de la República quede en manos de los unionistas, con una victoria que no deje duda alguna y que tenga una lectura única y mundial, ese el gran objetivo. Buscan un Titular Mundial que tienen garantizado con  Manuel Valls, si esa victoria se produjera. Quieren desandar los caminos de apoyos internacionales recorridos por l República.

Creo que no debe minusvalorarse en ningún caso  al adversario pero, en este caso, menos, ciertamente  contará con el mayor despliegue de medios que jamás se haya visto en Cataluña, con gran parte del aparato de estado español, con una logística que sacará hasta a los fallecidos a votar. Harían bien las fuerzas políticas que respaldan la República en presentar un solo candidato, Barcelona será la madre de todas las batallas y perderla daría argumentos internos y externos a los unionistas.

IG88 viene a asesinar el Procés, no lo olviden y no viene sólo, ni es fruto de una propuesta causal de Rivera, tampoco es sólo el candidato del lobby de empresarios unionistas, es la apuesta de los globalistas y algo más. Conviene no olvidar que es miembro del Club Bilderberg y que cuenta con su beneplácito. Es tal su influencia que el LRM de Macron no presentó candidatura en su circunscripción.

Y no lo olviden Manuel Valls es el que se jactaba de haber expulsado a 5000 gitanos en junio de 2012, también afirmó que Bulgaria y Rumania “no estaban preparadas” para integrarse en el espacio Schengen. Pronto escucharán que “limpiará” las calles de Barcelona, pero no de suciedad.

En definitiva, no hay que olvidar que  España no dirige a su antojo la estrategia contra la República Catalana, son los dueños de la UE y los globalistas los que trazan la estrategia. En Barcelona, si me lo permiten, es más necesaria que nunca la unidad de los que defiende la Republica Catalana.La misma unidad que demuestran cada día los movimientos sociales y ciudadanos Quién quede fuera o la dinamite, deberá responder.ante ellos.

En África, a 30 de septiembre del año del Colaspo.

Aviso de cookies