NC y CC: La pugna por administrar la colonia. | En la colonia...
Seleccionar página

¡Compartelo!

ccpsoe

Domingo 27 de Noviembre, me apresuro ya por la tarde noche a hojear el Canarias7. Me detengo en las páginas 30 y 31. No tiene desperdicio. Una radiografía del estado de cosas en la Colonia.

Página 37, leo el siguiente titular:

“ Acaba el plazo de CC y PSC sin que haya cumplimientos”.

Página 38:

“NC quiere impulsar un cambio hacia una mayoría progresista”.

Mientras CC y PSOE estiran su seguro divorcio, retoman una y otra vez su relación para acabar concluyendo que no es posible, que son muchos los impedimentos para que su afecto perdure, se consume el Gobierno Administrador de Canarias entre pugnas, ineptitud y dejadez.

La tela de araña  por CC Tenerife y algunos colaboradores trazada y puesta en marcha la estrategia para dinamitar el pacto, no la pueden, ni quieren deshacer,, sus nudos y lazos entre sus finos filamentos, se hacen solidos e inamovibles.

La orquesta de Verbena, venida a menos, de Oramas y su vocalista Fernando Clavijo tienen claro desde que el Gobierno PSOE­­-CC comenzaron su andadura, que ése no era su gobierno, que dada su españolidad y su orientación conservadora, los intereses económicos que representan, la finitud y decadencia del PSOE, la alianza de la Santa Coalición, debe ser con el PP.

Veniamos diciéndolo desde que se puso en marcha este Gobierno, sólo era cuestión de tiempo que se cerrará el contrato de colaboración que Oramas y los suyos tienen desde hace mucho tiempo con la metrópoli, que tiene sus orígenes más oscuros en la Junta de Canarias y que tuvo en Mardones su representación humanoide más expresa, si bien Ana Oramas entronca con esa tradición de lacayismo y sumisión de los asimilados y colaboradores de la metrópoli, superando a todos sus antecesores en devoción.

Las españas cierran filas frente al escenario muy próximo de la Independencia de Cataluña, no desean que se les abra un nuevo frente en la colonia, de ahí que se muestren muy diligentes y generosos en un acuerdo duradero con esta fracción de CC que, además coincide en el modelo de sociedad ultraconservador que ambos defienden.

En otra orientación política ,pero coincidente e la defensa de la españolidad de las islas, de su permanencia en las Españas, con los matices propios del federalismo español se encuentra NC, probablemente se le podría considerar, tras concurrir juntos con el PSOE, una corriente del Partido Socialista español, una especie de Partido Socialista Catalán, pero menos ambicioso en sus reclamaciones de trato como nación.

También NC busca un pacto, qué diferencia existe con CC. El pacto también pasa por el PSOE, incluiría a Casimiro y su grupo, la ambición de que CC Fuerteventura se sume, hasta aquí la misma composición que el actual de CC. La variante sería la incorporación de PODEMOS, a esta fórmula le llaman mayoría progresista, curioso.

En definitiva, coinciden con CC en tres de los componentes del actual pacto y se diferencian en la presencia de Podemos, habrá que determinar qué PODEMOS,  desde luego no parece que sean muchas las divergencias.

En ambos casos, tanto NC como CC, han abandonado cualquier vindicación que siquiera se aproxime al reconocimiento de ciertas soberanías parciales y sus competencias respectivas.  Es palpable que han abandonado el campo tradicional de los “nacionalismo domesticados o light”, insertándose claramente en las  fuerza constitucionalistas españolas que, con timideces, formulan la reforma de la constitución, ni tan siquiera llegan a aquellas que postulan un proceso constituyente español.

La gravedad extrema del análisis que hacen de la sociedad canaria es que ni se plantean que todos aquellos problemas de índole social, económico y político tienen su origen en el hecho colonial, que aboca a Canarias a múltiples dependencias, ausencia de control sobre sus recursos, imposibilidad absoluta de establecer una estrategia propia de desarrollo económico y social, inexistencia de soberanía política y administrativa.

Todas las formulaciones de estas fuerzas políticas, CC y NC, basan su proyecto en el mantenimiento de la situación colonial y en compartir el futuro de nuestro pueblo con las Españas en deconstrucción, dicho de otra manera se alinean y colocan con las fuerzas políticas españolas, por tanto su denominación correcta sería organizaciones nacionalistas españolas.

Por último, los titulares antes mencionados solo avalan el hecho de que siguen empeñados en su afán de mantener el actual estado de cosas y administrar, con preceptos conservadores o socialdemócratas, las miserias que graciosamente otorgan las españas expoliadoras y extractivas de nuestras riquezas a la colonia, el futuro de cualquier de los dos pactos es el de administradores de los intereses de españas en Canarias

Aviso de cookies