Seleccionar página

Si te gustó... ¡Compartelo!

 

Anthony Giddens y Will Hutton (eds.), En el límite. La vida en el capitalismo global, Barcelona, Tusquets Editores, 2001, con contundencia afirman:

«El capitalismo global se está volviendo más duro y feroz. En un mundo globalizado se considera correcto y adecuado que los ganadores amasen una enorme fortuna, mientras que los perdedores viven en la miseria. Puesto que el sistema económico mundial está basado en los beneficios, la desigualdad es algo normal, natural y deseable. El 70% de la actividad económica mundial es mera especulación y en los búnkeres donde se amasan enormes fortunas no se produce nada».

El capitalismo global no entiende de navidades, ni de discursos de paz y solidaridad, no entiende de seres humanos, menos de palabras llenas de buena voluntad, de valores o de principios, no hace treguas ni en Navidad, tampoco hace prisioneros.

Cuando se habla de globalización sus defensores acuden a la supuesta reducción de la pobreza, así lo hace el FMI, el Banco Mundial, otras instituciones internacionales, sus apologistas, pero analicemos como obtienen la supuesta reducción de la pobreza:

  • Por pobreza extrema entendemos, según definición del Banco Mundial, un ingreso personal individual diario menor a 1$ estadounidense de 1996. Con las revisiones realizadas ajustándolo a la inflación y el poder es, en 2015, de 1´90$/día

Este ajuste se realiza a partir de unos cálculos que tienen en cuenta la realidad adquisitiva de los 15 países más pobres del mundo. Este estándar sirve de referencia para otros países.

En otras palabras, con de 1´90$/día ya no estás en la pobreza extrema.

En las Españas el salario mínimo es:

  • Salario Mínimo diario: 23,59€
  • Salario Mínimo mensual: 707,60€
  • Vamos que podrían vivir 11 personas, casi 12.

1,90 $ no son dólares estadounidenses sino la cantidad de moneda local con la que podrías comprar lo mismo que con 1,90$ en EEUU. Con esta argucia contable han reducido la pobreza extrema a: 896 millones de personas subsistían con menos de US$1,90.

Pero atentos a estas líneas del Banco Mundial:

“El progreso ha sido más lento en las líneas de pobreza más altas. En total, 2200 millones de personas sobrevivían con menos de US$3,10 al día en 2011, que es la línea de pobreza promedio de los países en desarrollo y otro indicador común de profundas carencias. “

Vamos en otras palabras, las cifras con las que establecen la pobreza garantizan solo el alimento diario, si comes no eres pobre, también eluden que la reducción en las cifras antes mencionadas se debe y se centra fundamentalmente en China, entre 1981 y 2011. donde 770 milllones de persona han abandonado la pobreza. En otras palabras, es una disminución que se centra básicamente en  la zona asiática. No olvidemos que la población China actual es 1373.490.000 habitantes.

Solo, en la actualidad, en África, al sur del Sahara (388,7 millones) en pobreza extrema, con la mirada `puesta en Europa y sin nada que perder.

  1. Refugiados

El informe anual de ACNUR Tendencias Globales:

“65,3 millones de personas se encontraban desplazadas a finales de 2015, en comparación con los 59,5 millones de tan sólo 12 meses antes. Esta es la primera vez que se supera el umbral de los 60 millones de personas.El informe Tendencias Globales remarcó que en el 2015, en promedio 24 personas por minuto, se vieron obligadas a huir de sus hogares y buscar protección en otro lugar, ya sea dentro de las fronteras de su país o en otros países. Unos 12,4 millones de personas se convirtieron en nuevos desplazados por los conflictos o a la persecución en 2015. “

A nivel mundial, no se sorprendan, no son los países desarrollados lo de acogida.

Qué países son de acogida:

Turquía, Pakistán y Líbano, los países que acogen a más refugiados en el mundo

A la lista de países “más acogedores” en lo que a abrir sus fronteras se refiere, les sigue Jordania, Etiopía y Kenia.

Aquí los “aparca” el avanzado occidente, el de los derechos humanos, la libertad y la democracia a los refugiados y los olvida, tras ser el responsable de mucho o todos los conflictos que han originado estas situaciones. Siempre o casi siempre están las materias primas y su extracción como desencadenante.

La apropiación de las materias primas y la especulación en los mercados financieros es otro de los ejes de esta globalización.

Alguien, en su sano juicio, puede ver en estos datos y en otros muchos que hacen mención al empobrecimiento relativo en los países desarrollados de trabajadores y clase media las bondades de la globalización.

Este análisis no se ha realizado haciendo referencia a aspectos como  protección y ejercicio  de derechos, vivienda, electricidad, agua potable, sanidad, educación, medio ambiente. Con estos referentes el escenario global sería aún más grave si cabe.

También dejamos para otra ocasión la destrucción masiva de profesiones y actividades vinculado al desarrollo tecnológico que, por supuesto, no van a repercutir en la mejora de las condiciones de vida de la mayoría de la población.

En definitiva, desglobalizar no es una posibilidad es una necesidad para la supervivencia de los humanos pertenecientes a comunidades, naciones y estados que se dotan de leyes y normas, de gobiernos elegidos para el bien común. En estos momentos, los que gobiernan a las naciones y los estados no han sido elegidos y dirigen a los gobiernos electos a su antojo. La globalización ha ido tan lejos que los estados son los deudores de las corporaciones, atrapados en el juego de la globalización. Las instituciones internacionales están en sus manos, sin embargo, las naciones comienzan a despertar y reivindicar la soberanía, la soberanía de la ciudadanía y de las naciones para que la economía dependa de la voluntad de las comunidades y no de unas corporaciones cada vez más voraces y alojadas en las redes, sin domicilio social alguno.

Mucho me temo que entre sus juegos de playstation está un importante conflicto bélico y una voladura controlada de la economía que termine de cerrar su poder absoluto.

En África, a 28 de diciembre de Sin Tino.

 

Aviso de cookies
logo-web-chemahaguiar-en-la-colonia

¡Suscríbete al FEED

y recibiras en tu email los nuevos artículos!







Suscripción efectuada correctamente. ¡Gracias!