Sorimba de Ideas archivos | En la colonia...
Seleccionar página
Las pinturas del parlamento de Canarias, Tindaya y Mario Cabrera.

Las pinturas del parlamento de Canarias, Tindaya y Mario Cabrera.

 

Las pinturas del excelente pintor palmero Manuel González Méndez ciertamente son el mejor reflejo de la historia contada por el conquistador, de hecho el artista se inspiró, entre otras obras, en las crónicas de Sedeño. Es un relato pictórico soportado en la historiografía de los otros,en  la soberbia del colonizador. Hasta tal punto que se dedicó un lienzo a Tenerife, representando La Fundación de Santa Cruz, y un lienzo a Gran Canaria, titulado La entrega de las princesas. Este último relata la entrega al conquistador Juan de Vera de la princesa Arminda, bautizada con el nombre de Catalina, como muestra de rendición.
Considerando que se trata de un Parlamento, contemplado en un Estatuto, que nunca fue refrendado por los canarios. Atendiendo a que todos los que ocupan esas bancadas se proclaman españoles, ya sean federalistas, regionalistas o republicanos españoles. Y si además tanto CC como NC, PSOE, PP y CSG además asumen la monarquía constitucional española, y por último, dado el Presidente genuflexo que bien podría ser una figura más de ese cuadro, pero con armadura, la escenografía les va, como mástil a su amada bandera, que no es la nuestra.
Ahora, que Mario Cabrera,uno de los promotores de la profanación y destrucción de la Montaña de Tindaya, se muestre tan afectado, tan sensible por las imágenes de los cuadros,  de aquellos que compartían cultura y origen con los mahos, los mismo que dejaron sus huellas en Tindaya; que este parlamentario por Fuerteventura  solicité un informe la Mesa de la Cámara autonómica el pasado año para que se estudiara trasladar estos lienzos por considerarlos ofensivos, es el mayor ejercicio de cinismo, hipocresía y desfachatez que he contemplado en mucho tiempo. Esos cuadros deberían colgar en su salón Señor Mario Cabrera, aunque dudo que siquiera sepa quién es la niña de cuadro.
Basta ya de tanta desvergüenza.
En África, a 16 de marzo del año del kaos.

140 palabras.  Ouija en el Gobierno de Canarias.

140 palabras. Ouija en el Gobierno de Canarias.

 

Tindaya y el proyecto Chillida, enmienda paranormal de CC a Patrimonio de la Humanidad.

Sinceramente los fenómenos paranormales siempre me han parecido atractivos, sugerentes, propios de un programa nocturno de televisión, mejor de radio,más aterrador, pero nunca creí que el grupo parlamentario de CC consultará la ouija al hacer sus enmiendas a las proposiciones no de Ley. No de otra manera se puede entender que solicite que se añada a la propuesta de incorporación a la lista de patrimonio de la Humanidad de la montaña de Tindaya lo siguiente:

“Incluyendo la realización del Proyecto Artístico ideado por Eduardo Chillida”

En otras palabras, se pretende incluir algo que, en la actualidad no existe y deseamos no

exista. Yo me pregunto si ofrecerán a la UNESCO gafas de realidad virtual.

CC: “¡Hay algún espíritu presente! Yoooo, Chillida.

 

 

 

 

 

En la colonia: Paralizados por el miedo.

En la colonia: Paralizados por el miedo.

El S XXI podría ser calificado como el Siglo de Miedo, la corporatocracia, auxiliada por los medios de comunicación que la integran, han fomentado en las última década del siglo anterior y en este milenio todo tipo de miedos, miedos que corroen e inmovilizan al ser humano y a la voluntad del mismo de transformar la realidad.

Ciertamente hay suficientes indicios en este siglo para la preocupación y la alerta, pero también  para la movilización y la toma de conciencia, para la transformación y la consciente valentía. También para la esperanza en el cambio de modelo social.

Siempre fue el miedo herramienta letal del poder, pero, en estos días, el miedo se algo más, es el muro infranqueable que ha diseñado Davos y las ocho personas más ricas del mundo que acumulan más riqueza que la mitad de la población del mundo más pobre, unos 3.600 millones de personas.

Cómo es sostenible una realidad así.

Cómo es posible que en la  crisis del 2008 se resolvieran con fondos públicos las quiebras bancarias, al mismo tiempo que se desahuciaba a los deudores de hipotecas.

Solo el miedo, la coacción permanente y programada lo explican.

Mientras escribía el artículo me pregunté primero a qué tenemos miedo, pero fue más sencillo cuestionar a qué no tenemos.

Nos han inyectado en vena el miedo al terrorismo islámico, el miedo a perder el trabajo, miedo a un asteroide, a la crisis,  miedo a las enfermedades, al cáncer, miedo al hambre, a los accidentes, a la violencia, a la locura, a la soledad y hasta a la felicidad. Miedo al otro, al diferente. Miedo al poder, a sus leyes.

La crisis y el terrorismo han facilitado que hayamos perdido y entregado numerosas libertades, derechos civiles y laborales. Y esas pérdidas, argumentadas desde los miedos hasta las hemos aceptado.

Dice N. Elías:

«Sin duda, la posibilidad de sentir miedo, como la de sentir alegría, es un rasgo invariable de la naturaleza humana. Pero la intensidad, el tipo y la estructura de los miedos que laten o arden en el individuo jamás dependen de su naturaleza (…) sino que, en último término, aparecen determinados siempre por la historia y la estructura real de sus relaciones con otros humanos»

Elías: El proceso de civilización.

El miedo atenaza, comprime, asusta. Sin embargo, el miedo tiene su hábitat perfecto en la colonia, es aquí donde se desenvuelve en su ecosistema predilecto.

“El miedo es entonces, sigue siendo, el arma mental más importante del mundo colonial. Los que trabajan en entidades públicas tienen que tener miedo, porque los ojos coloniales vigilan en todos los espectros. El mundo colonial sigue siendo el dueño de todo lo demás, incluso del mismo estado en construcción(…)El mundo colonial sigue siendo dueño de los símbolos y las ideologías de la sociedad. La prensa sigue reflejando ese mensaje. Entonces el miedo actúa con todo su poder mediático, colonial y de comportamientos tímidos en entidades del estado. Es decir, el poder del miedo es proporcional a la falta de identidad con nuestras naciones.

Max Murillo Mendoza: El miedo como fórmula colonial de dominio

 

Me confiesan algunos amigos que no colocan un me gusta en estos comentarios por miedo a ser identificados, a que se les asocie a determinadas ideas. Es ese miedo del que se acerca y te dice: “Yo colaboro, pero que no se sepa”

Miedos a que tu jefe sepa que tienes tal orientación política, a qué lo sepa el cacique alcalde. Ese miedo que lleva a mostrarse muy crítico con dos copas y serenarse inmediatamente si entra un amigo del cacique.

Un miedo que conduce a algunos a hablar bajo de independencia, por si alguien les escucha. Miedo al ridículo también, a que alguno haga burla de tus ideas, a que te ridiculice con la frase absurda de la españolidad: “de qué van a vivir”, cuando lo correcto es de qué no vivimos ahora.

Miedos que permiten auténticos reinos de taifas en islas y municipios. Miedo al “moro que puede invadirnos”. Este miedo es otro muro, el que ayuda a mantenernos ajenos al continente al que pertenecemos y, bien pensado, es un miedo infantil, irrisorio, es como el miedo al hombre del saco, pero sin saco.

Todos los miedos se convocan en la colonia. Miedo al fracaso, miedo a dirigir, a liderar, miedos y más miedos que congelan nuestra historia, que hace que seamos colonia aún en el tercer milenio.

No obstante creo que resta escaso tiempo para que los miedos dejen de tener hospedaje en nosotros y nosotras, el miedo transformado en valentía es una fuerza arrolladora, es audacia y compromiso, es conciencia militante. Ya no podemos acoger más miedo, ya solo queda liberarnos de ellos y arrojarlos como una fuerza creadora.

Miedo que tengan los otros, no nosotros.

En África, a doce de febrero del año del kaos.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

El nanoindivualismo y la putrefacción de la gobernanza en Canarias

El nanoindivualismo y la putrefacción de la gobernanza en Canarias

.

El neoliberalismo ha encontrado el mejor de sus aliados en el individualismo ensimismado. El ser humano del SXXI parece hipnotizado en la búsqueda en solitario de la felicidad, en la convicción de que puede diseñar un programa individualizado para alcanzarlo al margen de la comunidad y del otro.

El chip lo tenemos ya inserto y funciona a la perfección. Los individuos exploran uno y otro estilo de vida en busca de respuestas, abrazan unos y otros modelos y ambos, vierten grandes energías en saciar en el consumo su aproximación a la felicidad o buscan un chamán, también adoptan modelos de vida ajenos. No es extraño encontrar quién lo intenta con diversas y variadas religiones y doctrinas de un menú amplio, siempre en las coordenadas individuales. Los libros de autoayuda son bestselleres.  Estos manuales que te cuentan lo que ya sabes antes de empezar a leerlo, hacen las veces de catecismos.

Ese potente individualismo de la globalización, unido a la baja autoestima que genera por naturaleza el colonialismo, nos sume en la inacción colectiva, en la permanente espera de que otros cambien las cosas, coloca a gran parte de la población en las tribunas de la realidad, observando qué sucede.

Ese individualismo lleva a “buscarse la vida” en la colonia sin reparos, sin contemplar la solución colectiva de muchos de los problemas que  nos aquejan, tampoco la búsqueda de felicidad en comunidad.

En Canarias, el asociacionismo está en crisis, desde las organizaciones vecinales hasta las organizaciones sindicales, la militancia activa en cualquier tipo de causa es mínima, por no hablar de las organizaciones políticas. Algún lector recuerda el último mitin ?  Ni se atreven, los actos públicos suelen ser paseos en solitario por vías transitadas, las reuniones alcanzan el éxito con 50 personas. El individualismo llega al límite de buscar una discrepancia entre cien para no hacer nada, para no comprometerse, para justificar el voyerismo militante de algunos, también de un grupo significativo de los canarios con conciencia nacional.

La putrefacción de la política institucional en Canarias hace el resto. Partiendo de una ciudadanía enraizada en el individualismo, la cosa pública apesta y añade el condimento perfecto.

La ilegitimidad de un gobierno en minoría como el gobierno administrativo de Canarias, la estulticia que rodea sus actos, la ausencia de participación y de democracia, la ligereza con la que se nombran cargos públicos con escaza o ninguna formación para desempeñar su trabajo, la ausencia de proyecto, salvo hacer más rico al que ya lo es.

Qué puede pensar un ciudadano canario cuando observa un gobierno en absoluta minoría, o dudas y algo más que dudas sobre la limpieza en las celebraciones de primarias de una organización que decía erradicar la vieja política, o movimientos aquí y allí para cambiar alcaldes o presidentes del Cabildo, sin que el proyecto sea lo relevante y menos aun lo que votaron los canarios en cada municipio. También hay quien cambia su marca a la espera de que desinflando su cuerpo ideológico y camuflando el proyecto pueda obtener resultados electorales.

Es una certeza que nuestra gente alcanza cuotas muy altas de desinterés y desconocimiento de la política y la cosa pública, salvo la diáfana convicción que les desagrada todo lo que observan, que nadie, ni nada merece su confianza.

Alguno, los que han adquirido conciencia política se mantienen alejado, distanciados, en una espera vaga para que otros lleguen y hagan lo que él considera que se debe hacer, eso sí, él observará los acontecimientos hasta el último segundo, en ese momento, piensa: me incorporará.

Estamos permanente a la espera de que se haga, de que otro lo haga, es la sinfonía de la colonia. Observo, veo, crítico y como no encaja al 100% en lo que pienso, argumento muy recurrente, no hago…

Mientras, en poco tiempo, la crisis del 2017 se aproxima persistentemente. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), advirtió lo siguiente: “la recuperación es demasiado lenta, demasiado frágil y que aumentan los riesgos sobre su durabilidad”.

“Estamos en alerta, no en alarma. Se ha producido una pérdida de velocidad del crecimiento.”  En su lenguaje que persigue no crear ni generar intranquilidad, la crisis está aquí.

¿Necesitamos que se diga más claro? No hemos salido de la crisis, estamos en ella y se acrecentará hasta el colapso.

Mientras los poderosos tienen constancia y se preparan para la crisis, temen las reacciones de la ciudadanía y algunos de ellos andan buscando refugios en NEW Zelanda, en la colonia se sigue en una espera tediosa, cansina, con esa sensación extraña y mágica de que alguien o algo proveerá.

Insistimos, no son tiempos de espera sino de organizarse, de prepararse para crear las condiciones necesarias para que Canarias sea un estado democrático. Si esto no es así la crisis y sus actores marcarán nuestro v futuro. Al tiempo esperamos   soluciones de una España en deconstrucción, que se  acerca  y se confrontará a gran velocidad con la independencia de Cataluña e inmediatamente la disgregación de su actual territorio, con la consiguiente independencia de Euskadi  y de una Europa quebrada que este año  sufrirá nuevos abandonos y se colocará en su disolución.

Espera, espera a qué. Solo podemos esperar aquellos que construyamos los canarios: nuestro estado y nuestra libertad. Abandonemos el nanoindividualismo de una vez.

En África, a 8 del año del Kaos.

El Poema del Mal. Una ofensa a Néstor.

El Poema del Mal. Una ofensa a Néstor.

 

Estimado lector yo no me imagino a Néstor sentado en esas peceras pintando animales en cautiverio. A veces un supuesto homenaje se convierte en la mayor de las ofensas. Me pregunto como explicar a mis alumnos que relación existe entre el artista total que era Nestor, su concepciones modernistas, su amor incansable hacia la vida y la naturaleza, hacia las costas y las tierras de esta colonia y esa cárcel.

Cuando observas los Poemas del Mar, uno a uno, repletos de vida y energía, de libertad e imaginación, el supuesto tributo es un tributo de sangre. Es un Poema del Mal.

Pero quiero argumentar por qué no deseo un acuario en la colonia.

Por su propia naturaleza.

Para poder tener elemento de contraste y considerando que nos gusté o no los acuarios de Canarias deben ajustarse a las directivas europeas, he elegido como referencia algunas  conclusiones del siguiente estudio, son de tal evidencia que serán suficientes para que el lector forme un criterio. Ni que decir tiene que las españas baten todos los rankings en número de instalaciones y animales.

En este apartado recogeré algunas conclusiones de la INVESTIGACIÓN SOBRE ZOOLÓGICOS DE LA UE, 2011 DELFINARIOS Revisión del mantenimiento de cetáceos en cautiverio en la Unión Europea y de la Directiva 1999/22/CE, relacionada al confinamiento de animales silvestres en zoológicos, elaborado por Whale and Dolphin Conservation Society para la Coalición europea ENDCAP en asociación con Born Free Foundation. Este informe se determina:

  • “Existen un total de 34 delfinarios en la UE, exhibiendo 286 cetáceos registrados de seis especies diferentes.
  • Cinco Estados Miembros (Bélgica, Finlandia, Italia, Polonia y el Reino Unido) cuentan con estándares específicos para el mantenimiento de cetáceos en cautiverio.
  • Dos Estados Miembros, Chipre y Eslovenia, prohíben el mantenimiento de cetáceos en cautiverio para fines comerciales.
  • La contribución de todos los delfinarios evaluados para esta investigación a la conservación de la biodiversidad es insignificante. Las muertes prematuras y el bajo éxito reproductivo han hecho que la población ex situ de delfines nariz de botella no sea autosostenible. No se ha registrado la re-introducción de ninguna especie de un delfinario existente de la UE.
  • Si el número de delfinarios en la UE continúa siendo el mismo, o aumenta, podrían ser necesarias capturas adicionales de delfines silvestres. Estas capturas pueden constituir una seria amenaza para las poblaciones de cetáceos en estado silvestre.
  • Los datos de comercio registran la importación de 285 cetáceos vivos entre 1979 y 2008, a pesar de la prohibición bajo el Reglamento (UE) 338/97 de CITES sobre importaciones de cetáceos a la UE para fines principalmente comerciales.
  • Todos los delfinarios en la UE exhiben a sus cetáceos al público que paga para verlos en presentaciones regulares o en espectáculos, con frecuencia acompañados de música fuerte, en los que los animales comúnmente ejecutan un repertorio diverso de trucos y acrobacias. Estos espectáculos suelen tener un elemento antropomórfico o cómico en los que los cetáceos realizan un despliegue de comportamientos poco naturales. Esto, así como la fuerte música cerca de los animales, es desaconsejado por la Asociación Europea de Mamíferos Acuáticos.
  • Tanto el compromiso a la educación del público como el estándar de la misma en la mayoría de los delfinarios analizados para esta investigación fueron pobres. En los 13 delfinarios en los que se recolectó esta información, solo cuatro tenían a la vista carteles con información sobre los cetáceos en exhibición.
  • De los 18 espectáculos analizados en 17 delfinarios en 10 Estados Miembros de la UE, solo se incluyó información sobre la biología y el comportamiento de los animales exhibidos en un promedio del 12% del comentario del espectáculo. Dos de los espectáculos no proporcionaron dicha información.
  • De los 18 espectáculos, 17 no informaron al público sobre donde se encuentra a las especies en la naturaleza, ocho no identificaron a los delfines como mamíferos y ninguno de los 18 espectáculos mencionó el estatus de conservación de la especie.
  • Diecinueve delfinarios ofrecen a los visitantes la oportunidad de acercarse a los cetáceos, incluyendo aquellos que lo hacen para sacar fotos, los que tienen programas para nadar con los delfines o los que tienen programas de Terapia Asistida con Delfines. El contacto directo entre el público y los cetáceos en cautiverio pone a ambas partes en riesgo significativo de enfermarse y de lastimarse.
  • Ningún cetáceo en cautiverio en la UE posee la libertad de expresar su comportamiento normal, un principio rector del bienestar animal. El estrés y el comportamiento estereotipado son comunes entre cetáceos en cautiverio.
  • Los delfinarios en la UE no han conseguido cumplir con los requerimientos biológicos de los cetáceos en cautiverio ni proveer el enriquecimiento”

Por el modelo de ciudad.

Esta mayoría del cambio es más de lo mismo, la continuidad del proyecto de Soria y Cardona. Una publicación de Podemos Gran Canaria reza así:

“Hacer obras para toda la ciudad. Con esta pasarela tenemos un objetivo claro: llevar turistas a la zona del puerto, Las Canteras, La Isleta, y lograr reforzar la unión de toda la ciudad.

Nuestro objetivo: coser la ciudad.

Además, esta Pasarela Onda Atlántica, será uno de los emblemas de nuestra ciudad.”

Peceras, parking para la pecera, pasarela para la pecera, Hotel para la pecera.

Cardona afirmaba:

“Juan José Carmona, alcalde de Las Palmas, ha asegurado recientemente, seguramente para darse ánimos, que las obras del polémico Centro Deportivo La Cícer marchan con normalidad. También sostiene que otro emblemático proyecto deportivo, el Pabellón Cono Sur, estará listo antes de 2015.”

Qué casualidad, ambas opciones políticas contagiadas de megalomanía de las españas, siempre adictos a las apariencias, ajenos a lo que sucede y acontece en la planta sexta de 47 metros cuadrados de cualquier barrio, donde viven los dos pensionistas, su hijos y sus nietos. Ellos si que son emblemas de esta ciudad que los que resisten y sobreviven de la mañana a la noche sin desfallecer en la colonia.

La mirada española de emblemas y miseria que siempre han primado en la colonia, esas obras que bien justificaban la bondad de la colonización, las dádivas de la metrópoli.la mimesis disciplinas con lo europeo.

Sin embargo, a un lado de la pasarela, en lo altos de la ciudad, las miseria se hace fuerte; al otro lado, el puerto se hunde lentamente, con él parte nuestra economía, pero también de nuestra cultura y estos asimilados, regocijándose de su gestión en una pasarela emblemática y en una pecera.

Mientras ahí los vemos, en FITUR, a codazos para salir junto a los hacedores del Acuario, todos los mediadores en la colonia de las españas.

En África, a 23 de enero del año del Kaos.

 

Clavijo y la extremaunción de la ilegitima autonomía.  El Parlamento y gobierno de mentirijillas.

Clavijo y la extremaunción de la ilegitima autonomía. El Parlamento y gobierno de mentirijillas.

Ya están de nuevo intentando que entremos en su mundo palaciego, que quedemos insertos en su blanco y negro, en su bueno y malo, en su corta e interesada visión de una Canarias dependiente y sumisa.
Llevamos semanas anunciando que los tambores de guerra eran golpeados con extrema fuerza, a las batallas internas por el poder en el desgobierno de Canarias, se añadía el pleitismo que, en algún momento, su fomento y difusión en cuanto enaltece el rencor y odio en nuestra sociedad debería ser tratado como un delito más y severamente castigado. Pleitismo siempre alentado por la metrópoli, casi siempre generado por ella, que es desempolvado cuando se desea generar una crisis profunda en las islas.
De la prensa de hoy, me quedo con una fotografía, en ella se observa a una Ora más( su seudónimo responde a su pensamiento, piensa y siente en española), reunida largo tiempo con Patricia Hernández.
Aunque la noticia es que la enmiendas presentadas al reparto del FDCAN por PP y NC fueron apoyadas por el PSOE y PODEMOS, veníamos advirtiendo que el pacto PSOE, PP con el lacito de regalo de NC estaba próximo, si bien habrá que esperar a que en el descuento el PP no retroceda.
Pero vuelvo a la fotografía, Ora más, la artífice y portavoz del grupo más recalcitrantes, insularista y derechoso de las ATI, tras apadrinar a Clavijo, lo ha hecho arder en una pila llena de leña y es que el androide que seguía al pie de la letra las consignas de Ora más, desde la arrogancia de CC, pensaba que todas las fichas del tablero eran inmóviles y que solo coalición se movía de una lado a otro con libertad. Pues bien, la madrina de Clavijo ha tenido que saltar a la arena, in extremis, a defender y salvar a su ahijado, ha descubierto que la tierra se mueve y que CC no es el centro de mundo ¡Ay, si Galileo levantará la cabeza!
Es esta la imagen de la trama, en Ora más, está Melchior, Alonso y toda la troupe de ATI profunda y acicalada, con los pañales de tela del derrumbe de su SL. Son la imagen viva de la negociación de un ERE, aunque tengo la impresión de que no va a ser temporal.
Pero, al margen de estas cuitas, de qué la inmensa mayoría de los canarios aplaudan el final de un virreinato español en Canarias.
Siendo decirlo pero lo que queda por venir es más de los mismo.
La cuestión sigue siendo la misma, la autonomía es un fracaso, es un puro montaje de parlamento y gobierno de juguete, es la ausencia de soberanía para administrar nuestros asuntos, es la plasmación de una realidad administrativa colonial.
El debate no es, si es mejor el gobierno del PP, PSOE y NC, no es difícil mejorar la gestión de Clavijo, pero recuerdo que los tres han gobernado y ni las cifras de desempleo, de exclusión social, el estado de la sanidad o la educación han mejorado sensiblemente.
La realidad es tozuda, es imposible transformar nuestra realidad bajo la dependía de las Españas, sin soberanía y con fuerzas políticas sin ambición, ineficaces, condicionadas y circunscritas a los dictámenes de la metrópoli. Sin hacienda propia, sin capacidad de recaudación, sin control real de nuestra economía, de nuestro mar, de nuestros aeropuertos, sin control alguno de nuestras fronteras y tantas otras soberanías sustraídas.
Conviene considerar que las tres fuerzas políticas de esa pacto no creen en que Canarias deba ser una nación con soberanía de nación, dos de ellas ni se lo plantean, la tercera NC, bajo el federalismo español y paraguas de la higiene democrática, ya verán el nombrecito que le ponen al Pacto, casi de salvación o emergencia, no tiene más proyecto que el personal de Román, que quien sabe puede determinar de Presidente como en su primera carambola con la que accedía al cargo hace unos años. La coartada perfecta para que no parezca un pacto de fuerzas españolistas y llevé aún epígrafe de nacionalista en la sopa de letras.
Dicho lo anterior el debate no está en si gobierna este o el otro la autonomía de juguete, lo que revela la situación actual es que el modelo autonómico en canarias está agotado, como forma administrativa de dependencia de las Españas.
La liquidación de la autonomía y la puesta en marcha de un verdadero proceso de transición nacional que lleve a la configuración de un estado archipielágico es la vía.
El estatus de Canarias como territorio administrativo autonómico de España está acabado, ni cuenta con el asentimiento, ni el afecto y la aprobación de los canarios.
Es el momento de enfrentar el verdadero debate: autonomía de juguete o transición nacional y descolonización.
Sin embargo no deseo terminar sin advertir que los vientos generados en esta crisis acabarán en tormenta, han vivificados, unos y otros, los viejos fantasmas, los que gobiernen, los verán crecer y hacerse más dañinos y cruentos.
El pasado es esta autonomía y el insularismo, que deberán enfrentarse al futuro y el progreso que es Canarias, estado libre y democrático, al menos, de todo lo anterior, me conforta que la apañada colocará a todos los españolistas en el mismo espacio.
En África, a diez de diciembre de Sin Tino.

Aviso de cookies