Seleccionar página

Si te gustó... ¡Compartelo!

Cuando la tarde languidece renacen las sombras, en la quietud los cafetales vuelven a sentir,

esta triste canción de amor de la vieja molienda,
en el letargo de la noche parece decir
en el letargo de la noche parece decir…

Elecciones en Francia

 Este tema de José Manzo Perroni de 1958 bien podría ser la banda sonora de las elecciones francesas esta noche. Sus resultados exigirán de mucho café, mientras en la realidad europea “renacen” las sombra o quizás la noche en toda su plenitud. Mientras, en las colonias, a moler café.

Este  domingo creo que el romántico que escondo me brotó, lo digo por la canción, no por la UE, quizás por la extraña tristeza que me produce la extrema dependencia en la que han sumergido a Canarias con la integración forzada y traumática en la UE, sometida a los avatares de la existencia de otros y otro continente.

Cuando esta mañana entregué un puñado de euros para pagar el pan y la prensa, pensé que esas arandelas no serían las penúltimas monedas que conocería, la última, espero, será la nuestra. Sentí la extraña sensación de que, al igual que el ferry y el muelle, Europa se derrumba como los bloques de hormigón que se asemejaban a legos, empujados por la ciudadanía harta y jarta de globalización.

Alguien afirmaba que hoy Alemania puede perder su Tercera Guerra Mundial, no lo sé, la respuesta estará en las urnas, pero gane quien gane, el proyecto de la UE está moribundo.

  1. ¿Qué relevancia tiene este proceso electoral?

Toda. La victoria tanto de Le Pen como de Melechon, o una segunda vuelta con estos dos candidatos daría por muerta la UE. Melechón, que encabeza la lista de Francia Insumisa, netamente de izquierda, apuesta por una “asamblea constituyente” que dé paso a la Sexta República. Y por supuesto, también habla de renegociar los acuerdos con los socios comunitarios y, si Bruselas no se somete a sus exigencias, asegura que se saldrá de la Unión Europea (y de la OTAN, igual que Le Pen).

Le Pen inicia su programa con dos promesas muy claras: recuperar la soberanía entregada a  la UE, incluyendo un referéndum sobre la permanencia o no en el club europeo; y organizar otro referéndum para reformar la Constitución.

La deuda francesa lleva una escalada al alza en las dos últimas semanas, ya nadie garantiza la segunda vuelta entre Macron y Le Pen.

Macron, el candidato diseño de la continuidad

Macron es el candidato de diseño de la globalización, exministro socialista, al que hasta Obama ha apoyado y que cuenta con el respaldo del millonario húngaro Georges Soros, es la apuesta de la fracción de poder económico más fuerte que defiende la globalización. Como es evidente y lo fue en la elección de Trump, otra fracción del poder económico apuesta por los ultraconservadurismo y el cierre de fronteras.

Macron es el candidato de la continuidad en la UE, en la OTAN y en el eje franco-alemán.

Es arriesgado e insensato vaticinar cualquier resultado, todas las encuestas parecen contar con que ,en la segunda vuelta, estará seguro Le Pen, la duda estriba en con quien se enfrentará.

¿UE? ¿Euro?

Este proceso electoral de hoy y su segunda vuelta determinarán la existencia o no de la UE y del euro, pero va más allá. Tras el brexit, a la UE solo le queda una potencia nuclear y es Francia, su abandono de la UE, debilitar o inhabilita económica y militarmente a la Unión.

Si bien el futuro de la UE es bastante incierto, las elecciones francesas podrían despejar las incertidumbres y liquidar el proyecto o, en el mejor de los casos, retrasar o replantear el conjunto del proyecto europeo, con  cinco escenarios distintos de futuro de continuar, documento que ya existe y que deberá ser objeto de debate.

La Comisión Europea presentó el Libro Blanco sobre el futuro de Europa, que representa su contribución de la a la Cumbre de Roma una propuesta para un nuevo comienzo de la Unión Europea a 27 países miembros. No sé si habrá un nuevo comienzo o su desmantelamiento, alguna propuesta de las cinco, así lo parece.

  1. Los estados nación.

Europa, como el resto del planeta, valoran que la centralización y los entes supranacionales, solo han reforzado determinadas oligarquías, transnacionales y la especulación financiera y monetaria, que la globalización ha sido la dinamitadora de los derechos sociales, que para su imposición y la generalización del modelo neoliberal han recortado y atenazado los derechos civiles(ley Mordaza).

Los pueblos exigen el retorno a los estados nación como expresión inmediata y clara del ejercicio natural de la soberanía. Es el tiempo también de las naciones sin estado y de la colonias.

Asistimos a la probable consolidación de un mundo multilateral pero todo apunta a que Europa abandonará su papel protagonista, serán China, Rusia Y EEUU las potencias que rivalizarán por el control.

Las elecciones francesas son también el campo de batalla de las tres potencias.

Europa deberá acostumbrarse a no contar de manera determinante en la esfera internacional

Francia decide hoy los tiempos, podrán acortarse o alargarse la agonía. 

“ Un fantasma recorre el mundo”

No cabe la menor duda que el ejercicio de avaricia de los poderosos del planeta ha invocado a las fuerzas y las ideas más atroces. En el caldo de cultivo de la insatisfacción, la miseria, desempleo, la marginación, el desplazamiento social, se inoculan los autoritarismos de todo signo. Las colonias solemos pagar muy caro todo, también el auge de los totalitarismos y los militarismos.

Es por ello que gana quien gane, la colonia siempre pierde, solo habrá que estimar el volumen y la calidad de las pérdidas, así que se hace más urgente que nunca que seamos dueños de nuestro futuro. El mundo convulsiona y no podemos seguir catatónicos.

Mientras discutimos el REF o una reforma del estatuto, todo avanza a gran velocidad. Es necesario estar a la altura y las necesidades de los tiempos que vivimos.No más colonia.

En Africa, a 24 de abril del año de kaos,

Aviso de cookies
logo-web-chemahaguiar-en-la-colonia

¡Suscríbete al FEED

y recibiras en tu email los nuevos artículos!







Suscripción efectuada correctamente. ¡Gracias!