Seleccionar página

Si te gustó... ¡Compartelo!

 

Podemos quedarnos con la primera capa de la cebolla enrojecida de dolor, pero sólo observaremos, de la realidad, una pequeña fracción, sólo las primeras lágrimas de la pobreza. La tragedia de nuestro pueblo está en el corazón, en las misma naturaleza colonial.

Analizar con simpleza la realidad social Canaria, reducirla a los rasgos socioeconómico de las sociedades occidentales no muestra la esencia de la sobreexplotación que sufre nuestro pueblo. Es inviable interpretarla sin considerar como factor esencial el colonialismo,  su modelo extractivo y de sobreexplotación.

Consideremos algunas variables que sustentan estas afirmaciones:

  1. El paro.

Mientras en la metrópoli el desempleo se reduce( por ejemplo, en el mes de marzo) en Canarias se incrementa, un 0´38%.

Las propias cifras del Gobierno de Canarias. EL ISTAC concluye:” el primer trimestre de 2017 la cifra de paro en Canarias se sitúa en 279.800 personas, 5.800 más que en el trimestre anterior, lo que supone una subida del 2,1%. La tasa de paro es del 25,68%…Casi 26 canarios de cada 100.

De entre los hogares con algún miembro activo, el 64,9% tiene a todos los activos ocupados, mientras que el 15,9% tiene a todos los activos en paro.”

“16 de cada 100 hogares tienen todos sus miembros en paro”.

¿Aún caben dudas? Veamos los siguientes datos.

  1. Pobreza y expoliación colonial.

 

  • “El porcentaje general de la población española en situación de pobreza y exclusión social o en riesgo de sufrirlo –tasa AROPE, utilizada en toda Europa– baja por segundo año consecutivo en España, hasta el 27,9%, siete décimas menos que el año anterior (28,6%); sin embargo, Canarias continúa por encima de la media nacional, ya que se fija en un 35%” (Diario de Avisos).
  • El número de beneficiarios de comida se mantiene estable desde el 2007.

¿Aún cabe dudas? Fijemos la atención en estos.

 

      3.Turismo en Canarias.

– Los precios hoteleros suben en Canarias el doble que el promedio de toda la metrópoli.

– El turismo se materializó en un gasto por visitante extranjero en Canarias de 1.401 millones de euros en febrero pasado, el 11% más respecto al mismo mes de 2016, según la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur).

– Canarias representó el 33% de los ingresos por visitante de la metrópoli.

¿Aún cabe dudas? Fijemos la atención en estos.

  1. Salarios de miseria, salarios de colonia.

 

El salario medio del Archipiélago canario se encuentra en 1.402 euros por mes, un 14,5% más bajo (238 euros menos por mes) en comparación con el salario medio de la metrópoli, España (1.640 euros mensuales). Si contemplamos 14 pagas hablamos de 1201 euro.

Sin embargo ya siendo bajos, se utiliza como forma de cálculo la media, la suma de todos y la división por el número de asalariados, si utilizásemos la mediana, que es mucho más representativa, serían aún más bajos.

¿Aún cabe dudas? Fijemos la atención en estos.

  1. El PIB crece para quíén.

2016 creció un 3´8% y en 2017 presenta unas tasas de crecimiento del 3,8% en 2017 y oscilando entre el 3,2% y el 3,7% en 2018.

Los datos aportados evidencian que la metrópoli y sus colaboradores en Canarias expolian nuestros recursos mientras nuestro pueblo vive en condiciones precarias y miserables.

Qué duda puede haber: Ninguna.

En la colonia sólo es posible un Primero de Mayo con contenido anticolonial, con consignas y reivindicaciones anticoloniales, lo contrario,  ni educa, ni transforma, mantiene el estado y el modelo de dominación colonial, al tiempo que difícilmente contribuye a la mejora de las condiciones de trabajo y retribuciones de los trabajadores canarios.

Por último, una parte del empresariado canario, colaborador y sobreexplotador, sin conciencia nacional, sin afecto y consideración por los suyos, que no construye país debe saber que no encontrará cobijo en las filas anticoloniales, muy al contrario, tal como ellos han decidido, se enfrentan abiertamente al movimiento por la descolonización. Su avaricia y su traición les perseguirá.

En África, a 30 de abril del año del kaos.

 

Aviso de cookies