Agustín Manrique de Lara, el Trump insular.                                                | En la colonia...
Seleccionar página

¡Compartelo!

    Los empresarios del Presidente o el Presidente de los empresarios.

En medio del caos político en las islas, el círculo de empresarios y especialmente el Presidente de la CCE, reinan a sus anchas. Proponen, postulan e imponen políticas a las instituciones democráticas y fustigan a quienes se resisten.

Siempre han tenido la capacidad de representar los interés de las Españas y los suyos propios, de obtener prebendas de todo tipo y de, sobre todo, obviar los intereses generales de Canarias. Buen ejemplo son los cambios producidos en el REF en 1994, que reforzaron un REF “only empresarios”.

Sin embargo ahora el representante de la CCE va más allá, es un emoticono de Trump, algo así como su versión copia china. Tal mayordomo de finca, anda dando esperridos ideológicos allá donde le dejan, siempre siendo él lo relevante y no lo que representa.

Ya se comentó hace algún tiempo que el Presidente de la CCE era contemplado como posible candidato del PP en las anteriores elecciones, sin embargo, aunque debió ser un rumor, seguramente le quedaba chico el traje, apunta formas y estilo, seguramente también más altos honores, sobre todo ajustados a sus permanentes exabruptos, muy alejados de la natural prudencia y respeto que las patronales mantenían con las instituciones y los gobiernos.

Siempre la representación empresarial gozaba de cautela y prudencia, no se prodigaban en los medios. Su trabajo de persuasión y obtención de sus fines se desarrollaba en reuniones, conversaciones confidenciales y hasta, a veces, clandestinas. No obstante, el tremendo erial del gobierno de Clavijo, la sensación de que el Presidente de Canarias está a su servicio, la adopción de todas las políticas de las organizaciones empresariales sin rechistar, ha provocado que “el hombre se crezca”. Hasta tal punto que provocó una crisis considerable con la FEHT, con declaraciones de su Vicepresidente José Mañaricua y de Germa Suarez, como estás:

“Antes de salir a la opinión pública el asunto se tendría que haber debatido en el comité ejecutivo de la Confederación, si el presidente hace alguna declaración confusa se rectifica y ya está”.

Sin embargo, recojamos un ramillete de ellas:

 “Será muy mala noticia subir el salario mínimo” Cadena Ser Agustín Padrón. Las Palmas de Gran Canaria. 23-11-2016.

Manrique de Lara asegura que el empleo en Canarias es “estable y de calidad”. 28/04/2015

Agustín Manrique de Lara, celebró este jueves que el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, haya dado cumplimiento a una promesa preelectoral agilizando en la primera fase de su mandato la legislación sobre el suelo «buscando el equilibrio entre el territorio y los distintos intereses, con el ánimo de responder al interés general, impulsar la actividad económica y generar empleo».

No merece la pena, dada su obviedad, responder a ninguno de sus comentarios. Ni siquiera él es lo preocupante. Lo que me ocupa es como permiten los empresarios canarios que:

– Su representante prodigue el insularismo pleitista de siempre.

– Su portavoz, lejos de defender los intereses de Canarias, actúa como representante de los intereses de las Españas y de un par de grandes grupos empresariales.

– Es claro su perfil insolidario y antisocial.

– Desprecia la situación de pobreza y precariedad social que viven las islas.

– Su comprensión tierna y su profunda amistad con un enemigo de Canarias y mercenario de las Españas como Soria resulta empalagosa y provocadora.

– Muestra absoluta despreocupación por las pymes.

–  Falta de respeto a los representantes elegidos por los canarios, con diatribas con instituciones como el Cabildo.

– Su enfoque es depredador del territorio.

– Tiene una apuesta clara por la energías  contaminantes.

Debo parar, pues la lista es interminable, pero la pregunta es: A quién sirve.

 

¿A quién sirve Agustín Manrique de Lara?

Primero a él mismo y su ego desenfrenado. Pero, lo relevante es que detrás o delante de él está el Círculo de Empresarios que es el Consejo de Gobierno de Canarias, siendo su fundación CATPE el laboratorio ideológico.

El circulo empresarios, especialmente y descaradamente con el apoyo explícito y notorio de algunos medios de comunicación, está permanentemente transmitiendo su proyecto de Canarias que no es otro que seguir haciéndose más ricos los ricos, más pobres a los pobres y que sean muchos más, los pobres claro, favoreciendo el status quo de España en Canarias.

El frentismo en todos los ámbitos que representa este señor no sólo posibilita la agudización de las tensiones sociales, sino que cuestiona gravemente el modo en que sus representados deben ser tratados por el conjunto de la sociedad. Coloca a la sociedad, a la ciudadanía canaria en disposición de cuestionar necesariamente el modo en el que se distribuye la riqueza en esta islas, al tiempo que pone en riesgo el patrimonio de sus asociados, nos faculta a todos y todas para hacer un replanteamiento global y, frente al colonialismo español, considerarlos parte del problema y defensores del estatus actual de Canarias, e incluso su vanguardia.

Con una militancia pepera en su faz, el actual Presidente Clavijo, es su mejor empleado, el ejecutivo que él y los que lo colocaron necesitaban, algo así como el chico de los mandados del círculo de empresarios, junto con su inefable amigo Pablo.

En Plena negociación del REF, el texto REF de CATPE triunfa, porque es la síntesis perfecta de CP-CP, perdón CC-PP y de los interés insolidarios y cortoplacistas.

Aquí va un reto. Los ciudadanos solicitamos un 50% de reducción del IRPF como las otras dos colonias, Ceuta y Melilla, nada de RIC. Verá como funciona el consumo interno y las perras se quedan aquí. Una de Trump…o…s…o…s…

En África, 2 de abril de Kaos.

 

 

 

 

Aviso de cookies