Ana Oramas: Cómo me cargué a Paulino? | En la colonia...
Seleccionar página

¡Compartelo!

 

Chocolate con picatostes

Ana Oramas mostró y demostró hoy su poderío, se interpretó a si misma, tal cual, con naturalidad, como quien conversa relajadamente en el sofá de casa con unos amigos, haciendo confesiones de “coleguitas”.

Era de esos actos que el poderoso o la poderosa pasa lista, registra la asistencia, controla la ausencias y  además asiste  todo el corifeo, no de Antigona, al grito de “Qué grande eres, grande, grande, grande.”

Sin embargo, el nivel del empresariado presente, algunos que no suelen frecuentar estos actos, muestra que saben perfectamente quien dirige el gobierno administrativo de Canarias, quien es la embajadora de españa en las islas y quien le susurra al oído al PP.

Así que Ana disfruto, estaba en su medio, en los lagos secos en los que le gusta nadar.

Sus confesiones sin reparos reflejan perfectamente su papel y su función en la colonia.

Me quedo con dos de sus comentarios.

Primer comentario:

Oramas dice que CC sustituyó a Rivero por el “enfrentamiento absurdo” con Madrid. Y lo remató, a Paulino y también el comentario:” “Nosotros partíamos de una posición de enfrentamiento total del Gobierno de Canarias con el Gobierno central, una situación que era absurda, basada en la confrontación personal de dos líderes políticos”

No tiene desperdicio. En otras palabras, la confrontación sostenida por el Gobierno de Paulino contra las extracciones de  petróleo en nuestras costas, una majadería, un absurdo. Además, qué es eso de enfrentarse al papaíto gobierno de España, a la metrópoli, qué vulgaridad, con lo bueno que son con nosotros.

Sinceramente escuchar o leer sus declaraciones es un acto irreverente contra la inteligencia, es la negación del sentido común, es la mejor de las certezas de que somos una colonia y que algunos o algunas se ofrecen para hacer de medianeros, de capataces de los suyos.

Nada diré de lo que supone de deslealtad hacia su compañero de militancia y su Presidente en aquellos años. Supongo que lealtad para algunos son “picatostes” de los que se disuelven en un “chocolate castizo”, por contextualizarlo en su realidad. No implicaré a nuestros estimados bizcochos de Moya en tales estómagos y, aun menos nuestros suspiros, que sí tienen corazón.

El segundo comentario.

Este sí que es “de lo de aquí mando yo”.

Ella, en nombre de su apadrinado de primera comunión, agradeció a los organizadores del foro que en el 2014 invitaran a Clavijo a “deleitar” con una conferencia. Y aclara, según me cuentan, algo así como: Fíjate que audaces que lo hicieron sin saber que iba a ser elegido como candidato a presidente y derrotar a Paulino.

Pero no quedo así, con el objeto de elogiar a su compañero Paulino y su circulo afirmó:

“Yo sé que hubo llamadas a sectores sociales y empresariales para que no fueran a aquella conferencia, en la que por primera vez el que luego iba a ser el líder, nuestro candidato, tuvo la oportunidad de ser conocido en esta provincia”.

Qué maldad, hasta presiones, vamos la cosa nostra. Con amigos así, no hacen falta enemigos.

Pero lo importante de sus afirmaciones es que, en otras palabras, dijo a la audiencia:

¡Ya se los dije, mi pupilo, presidente!

Ahora lo de provincia me conmovió, creo que desde que quitaron el nodo, a algún abuelo y en los procesos electorales, no escuchaba lo de la otra provincia, qué casposo.Patético. Por cierto mucho trabajo no debe haber en el gobierno, pues asistieron casi todos los consejeros.

Según me relatan se extendió en lo bien que le iba a ir a Gran Canaria y sus empresarios. Mejor a algunos empresarios de Gran Canaria, que tienen en Clavijo su mejor valedor.

Colonia y más colonia.

En Äfrica, a 20 de abril del año del kaos.

Aviso de cookies