Seleccionar página

Si te gustó... ¡Compartelo!

Bueno, bonito, barato

En cierta medida ya nada sorprende del personaje, simplemente confirma en cada acción, en cada acto y posición su propia naturaleza.

Inicio su mandato con un perfil diseñado, a lo Macron, pero con muchos menos atributos intelectuales. Este personaje de diseño, plastificado fue dibujado por el marketing político burdo del mendezyato, especialista en todo tipo de conspiraciones de patio de colegio, mediáticas las más y director en la sombra de la espantosa, cutre e hispanaTVAC, mientras figura como Viceconsejero de Comunicación. El alma ideológica emponzoñada de derechona española la añadió Anita. La herramienta de la metrópoli estaba acabada y su apasionada colaboración garantizada.

Se trazaron para su perfil los siguientes carácteres:

Juventud: la de la envoltura, más o menos, dentro la vejez de ideas casi amanece en el SXIX. Una especie de reencarnación en vida del pensamiento añejo y español de orasmimo español, que no eramismo, a eso ni se aproximan.

Dialogante: Mucho, con los poderes económicos y con el gobierno de las Españas y el PP, dialogante, hasta ser mudo y obediente. Con los suyos ya la purga interna está a punto de acabar con los congresos insulares.

Cercano: Muy cercano a los intereses de las españas, los grandes empresarios, muy lejanos a los intereses de los canarios. Cerca, muy cerca de los orasmitas, una especie de grupo de operaciones especiales de la loca academia de policía, que recorre la pista americana con “Y viva España”

Informal, casi casual: En lo de informal, casi aciertan. Salvo que cuando debe doblar el espinazo lo hace a conciencia.

Nacionalista: Mucho, pero español, de pura cepa. Hasta tal punto que dice que es Presidente de los de la estrellada y bandera española, algo así como sevillano y sioux a la vez.

De buen rollito: Eso que no falte. Rollito, rollito y rollito, como decía un amigo: ”bueno, bueno pero siempre fastidiando”, realmente utilizaba otra palabra pero me la ahorro. Muy bueno con los poderosos.

Mochilero, pero con Frac, de los largos picos afilados. Y sobre todo con una buena mochila de piedras CC que le acompañan a todos lados.

Progresista: De los que hay que amanecer y anochecer con un hermoso horizonte de hormigón.

Con este exquisito perfil, sólo faltaba que  fuera por esos mundos neoliberales ofreciendo las delicias de la colonia, una de las más preciadas:

“Mano de obra cualificada y barata”

No es de extrañar que la figura del Virrey no esté vigente, ya ejercen sus funciones los medianeros de la colonia.

Mientras estamos en los días en los que otra nueva traición de los hijos de los mismos se gesta, el Pacto de las Cañadas Segunda Parte, pero de eso hablaremos mañana profusamente.

En África, a 20 de Mayo del año del kaos

 

 

Aviso de cookies